POWER POINT

Capítulo 13(M. Belen)
El compromiso de Europa por la Educación.
La Unión Europea tiene como proyecto el convertirse en una de las economías más competitivas del mundo y no se hará realidad sin la formación y la participación de sus ciudadanos, dirigida al desarrollo profesional, a la integración social, a la transmisión de los valores europeos y del patrimonio cultural propio de cada país, y sin el aprendizaje de la autonomía.


Las fronteras políticas ya no tienen sentido en un mundo donde todo es más cercano, es un hecho evidente la interdependencia estrecha entre todos los pueblos. Se apuesta por la cultura como un elemento unificador en la que es necesaria una comprensión del otro sin negar la diferencia. Con esta nueva perspectiva se plantea que la educación debe ayudar a conseguir tres objetivos principales:
  • El desarrollo del individuo, para que pueda desplegar todo su potencial y llevar una vida plena.
  • El desarrollo de la sociedad, en particular reduciendo las disparidades y desigualdades entre individuos o grupos.
  • El desarrollo de la economía, para que las capacidades de la mano de obra correspondan a las necesidades de empresas y empleadores.

Estas son las claves para formar al futuro ciudadano de la Unión Europea, pautas que explican la evolución de la actual política educativa europea.
1.La política educativa de la Unión Europea.
El Tratado de Roma (1957), no contenía ningún artículo alguno relacionado con la educación, a excepción de unos puntos relativos a la formación profesional. Desde la firma de este tratado hasta le Tratado de Niza (2001), durante estos años no ha existido una intención real y eficaz de acometer una política educativa de carácter comunitario. Europa no ha sido modelo de cooperación e integración. La inexistencia de una política comunitaria en el campo educativo se debió básicamente a la diversidad de los sistemas educativos, a la vez que al miedo a perder autonomía, sufrir injerencias en la esfera educativa, poder verse mermada la identidad nacional y sentir minusvalorada la propia cultura.

2.Los principios que sustentan la política educativa comunitaria.
Con estos principios se va a entender mejor el porqué de la lenta consolidación de los acuerdos educativos y el porqué de cada una de sus actuaciones. Son los principios de subsidiariedad, cooperación, atribución de competencias y proporcionalidad.

El principio de subsidiariedad.
Toda la política comunitaria se rige por este principio, en el que la clave está en el sentido que toda organización, estructura, autoridad o poder político están al servicio de las personas y de los grupos humanos concretos. Es decir,”En los ámbitos que no sean de su competencia exclusiva, la Comunidad intervendrá conforme al principio de subsidiariedad, sólo en la medida en que los objetivos de la acción pretendida no puedan ser alcanzados, de manera suficiente por los Estados miembros, y por consiguiente, puedan lograrse mejor debido a la dimensión o a los efectos de la acción contemplada a un nivel comunitario. Ninguna acción de la Comunidad excederá de lo necesario para alcanzar los objetivos del presente Tratado” (Tratado de la Unión Europea).
Este principio socio-político se ha convertido en uno de los principios de más interés en la construcción de la Europa comunitaria. Los organismos comunitarios deben informar de la realización de sus objetivos políticos ante el Tribunal de Justicia de la C.E. Gracias a él los Estados miembros tienen salvaguardados el ejercicio de su autonomía en sus propias naciones, a la vez que están definidos cuáles son los ámbitos de actuación de la Unión. Así está delimitado el límite de intervención de la política comunitaria y el principio de no injerencia en lo que es propio de la política de cada nación.
Para aplicar este principio es necesario que se cumplan dos requisitos:
  • Que los objetivos de la acción pretendida no puedan ser alcanzados de manera suficiente por los Estados miembros. Se puede elegir entre varios modos de acción, el de igual eficacia, aquella que deje más libertad.
  • Si los objetivos pueden lograrse a nivel comunitario, debe primar ese nivel comunitario. Se pretende conseguir la forma de actuación más sencilla y coherente.

Los principios de cooperación, atribución de competencias y proporcionalidad.
Existen tres principios diferentes y complementarios al de subsidiariedad, que son: el principo de cooperación leal entre las instituciones comunitarios y los Estados miembros, de atribución de competencias y de proporcionalidad.

  • El principio de cooperación, pretende garantizar la colaboración de todos los Estados miembros en el logro de los objetivos aprobados por los órganos europeos competentes.
  • El principio de atribución de competencias, reconoce que la Comunidad actuará estrictamente dentro de los límites de las competencias que le atribuye la normativa aprobada en la Unión.
  • El principio de proporcionalidad, o adecuación de medios a fines, dispone que ninguna acción de la Comunidad excederá de lo necesario para alcanzar los objetivos del Tratado comunitario, se pretende evitar la injerencia o abuso de poder.

3.Las etapas de la política educativa europea.

  • 1. La etapa de la Ausencia (1957-1976).
En el Tratado de Roma (1957), con el que se constituye la C.E.E, se incluyen tres artículos referidos al ámbito educativo:
  • Artículo 57, promueve la adopción de Directivas para el reconocimiento mutuo de diplomas, certificados y otros títulos, como medio imprescindible para poder trabajar profesionalmente en otro país.
  • Artículo 118, promueve la colaboración de unos principios generales para el logro de una política común de formación profesional.

Estos artículos estaban relacionados exclusivamente con la formación profesional, ya que se pretendía ajustar los recursos humanos a las nuevas demandas y posibilidades del mercado común europeo. En 1971 se reúnen por primera vez los Ministros de Educación de los países comunitarios,y reconozcan la necesidad de cooperación.
En el Informe “Por una política común de la educación”, conocido como el Informe Janne(1973), se aboga por la necesidad de no separar la educación general de la formación profesional. A pesar de las innovadoras propuestas, no hubo apoyo político y dotación económica para el logro de los objetivos. Se redactó la Resolución de 1974 en la que se concreta la cooperación de:
  • Intercambio de información.
  • Mejora de la correspondencia entre los sistemas educativos.
  • Cooperación en la enseñanza superior.
  • Reconocimiento de títulos.
  • Fomento de la libre circulación.


En 1976 se establece el Primer Programa de Acción de la Comunidad Europea en Educación, donde el comité de Educación, se dirigió a impulsar:
  • La enseñanza sobre Europa.
  • La movilidad estudiantil e intercambiado de estudiantes.
  • La tarjeta europea de registro escolar.
  • La enseñanza de idiomas.
  • Las escuelas europeas.
  • La movilidad y formación de profesores.

La Red EURYDICE, es creado para el intercambio de información y la investigación en educación entre todos los países miembros.

  • 2.La etapa de la Transición (1976-1986).
En 1980 se reconsidera el planteamiento que engloba la educación y la formación profesional como único modo de contribuir al desarrollo social y económico de Europa. En La Declaración de Stuttgart (1983) se manifiesta que para lograr una C.E. hay que formar tanto ciudadanos europeos, como buenos trabajadores. Para su logro se intensifica el aprendizaje de las lenguas comunitarias. En el Informe Adonnino: La Europa de los ciudadanos (1985)hace alusión a la gran importancia de la educación y la cultura para la construcción de la nueva Europa. Pero todos estos avances y propuestas no fueron acogidos en los Tratados en la firma del Acta Única Europea (1986). La educación se quedaba en los apartados no vinculantes de las decisiones comunitarios.

  • 3.La etapa de los Programas (1986-1992).
En 1986 se presenta un programa comunitario, Comett, dirigido a fomentar la cooperación entre la Universidad y la empresa. Es cuando la educación universitaria entra a formar parte de la política comunitaria. Aparece el programa Erasmus, dirigida a promover la movilidad entre estudiantes universitarios.

La Reunión de Ministros de Educación (1989) fue otro momento clave, en la que se plantean los siguientes objetivos:
  • Desarrollar una Europa pluricultural, respetando las identidades lingüísticas y culturales.
  • Mejorar la formación inicial y continua de los profesores, para una mayor calidad.
  • Construir una Europa de la movilidad.
  • Conseguir los medios para ofrecer una formación de calidad para todos.
  • Desarrollar una Europa abierta al mundo.

Se inicia la época de la globalización, de la solidaridad, la democracia, también es de los graves problemas: xenofobia, fuertes migraciones, crisis económica... que marcarán de la política educativa europea.

  • 4.La etapa de la Consolidación (1992-1999).
Esta etapa se abra con la firma del Tratado de la Unión Europea (Maastricht, 1992) que de forma definitiva, ratifica y eleva la educación a categoría de legislación comunitaria. Se da un marco jurídico que permite a la Unión la propuesta de acciones de cooperación en el ámbito de la educación, lo que posibilita la cooperación europea en todos los sectores educativos. En el Tratado de Amsterdam (1997), se considera a los ciudadanos de cada país miembro como ciudadanos europeos y no sólo como trabajadores, productores o consumidores. Se consolidad el concepto de ciudadanía de la Unión.
Se establecen como acciones prioritarias:
  • El desarrollo de la dimensión europea de la educación.
  • El aprendizaje de las lenguas de los Estados miembros.
  • La movilidad de los estudiante y profesores.
  • El reconocimiento académico de los títulos y periodos de estudio.
  • La promoción de la cooperación entre los centros docentes, el intercambio de información experiencias... a todos los niveles.
  • El fomento de la educación a distancia.

El principio de la subsidiariedad continúa rigiendo, por lo que la U.E. Actuará únicamente cuando así se requiera, pero su tarea se centrará en formular dictámenes, recomendaciones, etc., en cada uno de sus ámbitos para lograr la convergencia de todos los países hacia estos objetivos prioritarios.

De entre los documentos europeos, definimos:
  • Libro Blanco, documento que contiene propuestas de acción comunitaria en un ámbito específico.
  • Libro Verde,documento de reflexión sobre un ámbito político específico dirigido al debate público.

De entre todas las conclusiones, resoluciones, declaraciones y directivas que se han acumulado durante todos estos años, ponen de relieve la lentitud en la toma de conciencia y la reticencia de implantar una política auténticamente europea de la educación. En el espacio europeo de la educación nos encontramos:
  • El refuerzo de los Programas comunitarios, englobados en tres grandes proyectos:
      • Sócrates, aglutina las acciones del ámbito educativo para la cooperación en el logro de una educación para todos.
      • Leonardo, se centra exclusivamente en todo lo que concierne a la formación profesional.
      • Juventud con Europa, ofrece acciones dirigidas a la movilidad dentro del marco de la educación no formal.
  • Se potencia la propuesta de seminarios, encuentros, congresos, … que atiendan y difunda estos objetivos.
  • Se pone en marcha una serie de acciones que no interfieren en cada sistema educativo, para potenciar los diversos ámbitos educativos. La enseñanza de las lenguas, el uso de las TIC, la educación intercultural, etc.
.
  • 5.La etapa de la Expansión (2000-2005).
Esta etapa se abre con la Cumbre de Niza (2000) que dio origen al Tratado de Niza, donde se inician nuevas perspectivas para la U.E. , como la Constitución Europea, la entra en vigor del euro como moneda única, la expansión de la U.E. A 25 países, etc.

En esta Cumbre se promovió la firma y proclamación de la Carta de los Derechos Fundamentales de la U.E., que en su art.14 recoge el derecho a la educación de todo ciudadano europeo.
En la Declaración de Lisboa (2000) se manifiesta como principio de toda política educativa europea la educación y la formación a lo largo de la vida. La idea es que la U.E. , necesita adaptarse a las demandas de la sociedad del conocimiento,y a mejorar su nivel y calidad de empleo, donde se refleja en el documento Educación y formación 2010. Urgen las reformas para coronar con éxito la estrategia de Lisboa”, marca los objetivos para la educación en esa década.

Con esta meta, el trabajo de la Comisión de Educación se multiplica. Hacer realidad un espacio europeo del aprendizaje permanente(2001) y Futuros objetivos precisos de los sistemas educativos(2001), junto con los informes Sobre la calidad de la educación escolar (2000), Sobre los indicadores de calidad de la educación permanente(2002), el Libro Blanco Un nuevo impulso para la juventud europea(2001), que dan las claves para el informe que después marcará los objetivos de esta etapa, Educación y formación en Europa: sistemas diversos, objetivos compartidos para el 2010. Estas lineas de acción son refrendadas en el Consejo Europeo de Barcelona(2002).

La actividad de la Comisión de Educación se organiza diversificando su acción en nueve áreas diferentes: educación y formación 2010; educación, que incluye la educación superior, el proceso de Bolonia y los indicadores de calidad; formación; cooperación en materia de política educativa; educación a lo largo de la vida; movilidad; aprendizaje de lenguas europeas; tecnologías de la información y la comunicación con la promoción de eEuropa,eSchola, Minerva o Netd@ys; reconocimiento de certificaciones y cualificaciones,acciones en terceros países. Como denominador común a todas estas acciones destaca que cada Estado miembro deberá plantarse el logro de los siguientes objetivos:
  • Mejorar la calidad del aprendizaje en Europa, y a la vez la calidad de la formación de los profesores y de los formadores.
  • Facilitar y ampliar el acceso al aprendizaje a cualquier edad, facilitando el paso de unos niveles del sistema educativo a otros y validando la formación adquirida en cualquier escenario.
  • Actualizar la definición de competencias básicas conforme a la sociedad del conocimiento, integrando las relacionadas con las TIC y potenciando las posibilidades que ofrece la educación a distancia.
  • Abrir la educación y la formación al entorno local, a Europa y al mundo, mediante la enseñanza de idiomas, la movilidad, la intensificación de las relaciones con las empresas,etc.
  • Aprovechar al máximo los recursos.
.
  • 6.Hacia el Logro de los Objetivos (2006-2010).
Se da prioridad al logro de los objetivos establecidos en la etapa anterior. Están previstos momentos específicos para el control y revisión, y en caso necesario de rectificación. Con esta política educativa se quiere aportar al progreso económico, a la preparación de las personas para hacer frente a los retos de las nuevas tecnologías y de la globalización, a la lucha de la exclusión social y al entendimiento entre grupos culturales diferentes.


4.Los grandes retos para la política educativa europea.
La configuración de la política educativa comunitaria siempre ha estado marcado por una serie de desafíos, que han condicionado la evolución de la educación en Europa, en concreto los de orden educativo, profesional, tecnológico, institucional y universitario.

El reto de la educación.
El desafío educativo se enfrenta a grandes cambios como:
  • La educación a lo largo de la vida, por lo que educación y formación estarán presentes en los escenarios formales, no formales e informales.
  • Se enfrenta a la clarificación y concreción de las competencias necesarias en la formación de todo ciudadano que forma parte de la sociedad del conocimiento.
  • A la introducción de las TIC como medio esencial e innovador para la comunicación.
  • Al papel que juega la ciudadanía en la consolidación de todo entorno político, siendo su formación uno de sus factores clave.
  • A la evolución de los métodos pedagógicos.

El reto de la cualificación profesional.
Este ámbito está sufriendo importantes cambios y también es el motor de toda sociedad competitiva. El mundo profesional ha cambiado radicalmente, y las fronteras en el ámbito laboral han desaparecido. Luego resulta decisiva la formación inicial como la permanente, para los diferentes profesionales, por lo que se exige una mayor actualización de las políticas educativas, adelantarse a las necesidades sociales, económicas y profesionales y unificar criterios entre diferentes sistemas con el fin de favorecer la movilidad de los profesionales, para poder ser competitivos.

A través de programas específicos, se debe favorecer la movilidad, como el aprendizaje de idiomas, de competencias, la transparencia de los contenidos de aprendizaje. (Europass, Suplemento Europeo al Título)

El reto de una sociedad en red.
Ante el desafío tecnológico actual la U.E., publica varios informes, eLearning. Concebir la educación del futuro o Una vía europea hacia la sociedad, que pretenden la utilización de las nuevas tecnologías multimediales y de Internet, para mejorar la calidad del aprendizaje facilitando el acceso a recurso y servicios, así como los intercambios y la colaboración a distancia.

  • eLearning, pretende el logro de la alfabetización digital de los ciudadanos europeos, el desarrollo de nuevos modelos organizativos, campus virtuales, fomenta las redes virtuales.
  • Plan de Acción eEurope 2005, concreta la necesidad de que todo ciudadano pueda contar con unos servicios públicos en línea modernos, de fácil acceso y seguros.

El reto de una U.E. Real.
Existe la necesidad de la unificación de criterios para:
  • El logro de unos objetivos comunes.
  • Homogeneizar criterios fundamentales en los diferentes sistemas educativos que faciliten la movilidad y la interculturalidad, sin perder la identidad de cada nación.
  • Respetar la individualidad y la singularidad de cada Estado miembro.
  • Encauzar el legítimo derecho y la identidad europea.
  • Criterios para la unificación de las etapas obligatorias de escolarización.
  • La edad mínima de acceso al trabajo.
  • Los contenidos mínimos en materias fundamentales.
  • Etc.

La Red NARIC (Centros Nacionales de Reconocimiento Académico de la U.E.) reúne los centros nacionales de información sobre el reconocimiento académico en todos los Estados miembros de la Unión, centrados de forma especial en la educación superior y las agencias de calidad y acreditación, como la Red Europea de Calidad en Educación Superior, ENQA.

Si la multicultaridad ha sido un hecho constante a lo largo de la historia de este continente, hoy es más relevante, por lo que la política educativa europea no puede ser más que intercultural.

El reto de la modernización de la universidad.
A raíz del Proceso de Bolonia, la finalidad que prevalece en la enseñanza universitaria es la formación de futuros profesionales, no la búsqueda del saber que promovió el nacimiento de esta institución. Se dirige al logro de los objetivos de formación de ciudadanos respondiendo a las demandas de la sociedad del conocimiento.

Se apuesta por una universidad dirigida al mercado de trabajo, al desarrollo de la Unión en una sociedad del conocimiento, para lograr competitividad, movilidad y empleabilidad. Para ello se necesita una estructura universitarias común que garantice la transparencia, la compatibilidad y la comparabilidad.

Este nuevo planteamiento arranca con la Declaración de Bolonia (1999), pero hasta el comunicado El papel de las universidades en la Europa del conocimiento (2003) no se abordó de forma directa el rol que se espera que se desarrollara la educación superior. Este documento manifiesta los elementos donde se debe asentar las universidades: la producción del conocimiento, su transmisión mediante la educación, su difusión a través de las tecnologías de la información y la comunicación, su difusión a través de las TIC y su explotación gracias a las nuevas formas de innovación tecnológica. Con esta propuesta, la educación superior ya no se identifica únicamente con la formación recibida en las universidades, sino que entra a formar parte de la educación a lo largo de la vida.

La universidad debe saber responder a la demanda de la sociedad, aportando transparencia, a través de los mecanismos de reconocimiento mutuo como es un sistema común de media para la valorización del aprendizaje (créditos ECTS) o el suplemento europeo al título, a la vez que centra su formación en el desarrollo de las competencias específicas propias de cada profesión, respondiendo así a las necesidades del mercado laboral.

5.El reto de una ciudadanía europea.
Uno de los objetivos prioritarios es la de formar ciudadanos con identidad europea, y para ello se necesita el apoyo y la participación de los ciudadanos de los diferentes Estados. Al ciudadano hay que formarle, educarle para que sea capaz de interactuar en este nuevo contexto, debe de saber informarse, aprender, cuestionarse y cuestionar, saber participar.

La formación de la ciudadanía activa deberá fundamentarse, en una dimensión cívica y política, y en una dimensión afectiva y activa, sin perder su identidad cultural y personal. Cada ciudadano tiene que conocer y comprender sus responsabilidades y deberes, sus derechos y su identidad (personal, local, nacional y europeo). Una educación para la ciudadanía ligada a la democracia, los derechos humanos, libertades fundamentales, adquisición de competencias, formación en valores. En defenitiva, formar ciudadanos capaces de favorecer un desarrollo sostenible de sus naciones, de trabajar en equipo, en auspiciar la equidad y la solidaridad.

La educación para la ciudadanía activa va dirigida a:
  • Desarrollar la autonomía personal.
  • Estimular las oportunidades para la integración social.
  • Mejorar las competencias profesionales.
  • Fomentar las habilidades cívicas.