Capítulo 12 (M. Belén ABad)
Educación y sociedad del conocimiento.

El sentido y la función de la educación son:
  • Ayudar a cada ser humano a desarrollar todas y cada una de sus capacidades.
  • Integrarle de forma activa y crítica en la sociedad en la que vive.
  • Prepararle para acometer de forma plena su futuro.

Están interrelacionadas, cada una de ellas nos lleva a las otras, así como cualquier problema que surja de alguna de ellas condicionará el correcto desarrollo de las otras. Una función de la tarea educativa des que debe responsabilizarse de forma plena de la formación de cada persona para acometer su futuro, ya que la “esencia”de la educación reside en la posibilidad de garantizar un futuro. Hay que analizar la sociedad en la que vivimos, con el fin de preparar a cada individuo para su mejor integración, desarrollando todas y cada una de las aptitudes que posee.

1.La sociedad actual y sus contradicciones.
La evolución de la sociedad.
El hombre vive en sociedad, se organiza en grupos, en comunidades, con el fin de afrontar de la mejor manera la satisfacción de sus necesidades, para desarrollarse. Echeverría presenta la evolución de la sociedad como un paso gradual a través de tres entornos (naturaleza → industrialización → tecnologías emergentes), diferentes, sucesivos y coetáneos. Los tres han surgido y se han consolidado sin ningún tipo de patrón. Han sido fruto de de la evolución de las ideas de los hombres y de su puesta en práctica. No existen paralelismos entre los tres entornos en cuanto a ritmos temporales, motivaciones, consecuencias, … lo que les une es que cada uno de ellos ha sido origen de un cambio radical en el modo de organizarse y enfrentarse a la vida. El surgimiento de uno de los entornos no erradica totalmente la anterior, sino que continúan conviviendo hasta que los individuos aprenden a vivir en la nueva sociedad.

Los tres entornos que identifica Echevarría son:
ENTORNO
ORIGEN
CONSECUENCIAS
Natural.
Agricultura, sedentarismo ...
Consolidación de las primeras formas sociales.
Urbano.
Creación del espacio urbano, la industrialización.
Producción, economía, reparto de roles ...
Telemático.
Tecnologías de la información y la comunicación.
Desaparecen las coordenadas espacio y tienpo en toda relación humana.

En el entorno natural, ha modificado el medio natural para adaptarlo a sus necesidades, sino que también transforma los medios artificializados, plasmando en ellos nuevos deseos que llegarán a convertirse en necesidades. Primeramente el hombre ha vivido dominado por la naturaleza hasta que gracias a un mayor conocimiento sobre el medio, profundizando en el qué y el por qué de muchos elementos que lo configuran, se pudo dotar al hombre que vive en este medio hostil con un cierto bienestar. La naturaleza es el entorno más primario y directo.

En el entorno urbano,surgió cuando el hombre empieza a organizarse en comunidades, dando lugar a veces a ciudades. La organización social es diferente, hay una distribución de funciones, los trabajos se distribuyen, (especialización), se diversifican las formas sociales, dando lugar a diversas formas de poder. La base es la técnica y la industria, para satisfacer las necesidades y creando nuevas.

En el entorno telemático, con la irrupción de las TIC, rompen con los tradicionalismos de espacio y tiempo, y exige unos medios y conocimientos específicos para su acceso. Este entorno ha empezado a ser construido en base a criterios tecnológicos, económicos y de poder, lo que genera la brecha digital. Con este medio se rompen fronteras, hay una mayor acceso a la información, hay una homogenización, que da lugar al problema de la monocultura. Los cambios de este último entorno se están produciendo a una velocidad muy superior, que nunca antes se ha experimentado.

El entorno natural y urbano están asentados en un mundo físico e insertados en una nación, un espacio determinado, tiene una identidad precisa y localizada; el tiempo es síncrono, y el entorno telemático es representacional, es icónico y telemático; y no tiene localización espacial, es transacional, han desaparecido los límites geográficos, políticos … ; el tiempo es asíncrono y síncrono a la vez.

ENTORNO
ÁMBITO
TIEMPO
LOCALIZACIÓN
SUJETO
CULTURA
Natural y Urbano
Físico, natural, material.
Síncrono.
Nacional, extensión, circulación lenta, analógico, movilidad física, asentamiento en la tierra.
Presencial.
Diversidad, estabilidad, localidad.
Telemático
Virtual, informacional, arificial.
Síncrono.
Asíncrono
Transacional, comprensión, circulación rápida, digital, fluencia electrónica, asentamiento en el aire.
Representacional.
Homogenización, inestabilidad globalidad.

El reto de la educación estriba en enseñar a saber actuar en cada uno de estos tres entornos. No es anularlos, sino enseñar el valor de cada uno de ellos y facilitar las herramientas y conocimientos necesarios para desenvolverse satisfactoriamente en todos ellos, consolidando la identidad.

Las características de nuestra sociedad occidental.
ÁMBITOS
RASGOS
Estrucutra demográfica de la población.
-Desigualdad enorme de recursos.
-Diversidad multicultural en un mismo lugar.
-Fuertes emigraciones.
-Reducción de la natalidad.
-Predominio del asentamiento urbano.
-Mayor longevidad.
-Masificación.
-Inversión de la pirámide generacional.
Político.
-Predominio del sistema democrático de gobierno.
-Potenciación de la ciudadanía.
-Transformación profunda del mapa político del mundo.
-Eliminación de fronteras (aldea global).
-Resurgimiento de los nacionalismos.
Social y cultural.
-Desarrollo de los derechos humanos.
-Surgimiento de nuevas formas de vida.
-Democratización del acceso al saber.
-Valor de la multiculturalidad y de la diversidad.
-Búsqueda de la identidad.
-Crisis de la jerarquía de los valores tradicionales.
-Reformulación de valores.
-Potenciación de la figura de la mujer.
-Conciliación vida familiar-laboral.
-Surgimiento de la brecha digital.
-Explosión de la información.
-Arraigo del relativismo.
-Fuerza modeladora de los medios de comunicación.
-Antinomia individualidad-masificación.
-Aumento de la calidad de vida.
-Desapareción de garantías metasociales (valores, religión, familia ...)
Económico.
-Fuertes cambios en el mundo laboral.
-Nueva organización del mundo del trabajo.
-Incorporación de la mujer al mundo laboral.
-Alta tasa de paro.
-Alta especialización.
-Estrecha interdependencia de la economía mundial.
-Obligatoriedad de la jubilación.
Las contradicciones de nuestra sociedad.
Existen confrontaciones entre lo local y lo global, propuestas innovadoras y la permanencia de lo establecido, de lo conocido; la igualdad frente a la diversidad. Lo local y lo global es una dicotomía en la que todos nos movemos, debemos ser ciudadanos del mundo a la vez que partícipes de una comunidad inmediata. Luego la globalidad y la unidad de lo local son el reflejo de unas formas de vida enfrentadas, pero que se complementan y se necesitan.

La contraprestación entre innovación y permanencia, fuente de tensiones culturales y de desiquilibrios. El proceso de innovación es necesario para el desarrollo de toda sociedad, pero la búsqueda de la innovación por sí misma no tiene ningún beneficio. La sociedad que termina aceptando de forma pasiva la innovación porque cree que es superior a la anterior, provoca una sistemática e incesante eliminación del pasado y una erosión de la memoria. Los aprendizajes requieren conservación, mantenimiento e incorporación paulatina de conocimientos. La educación es una mirada al futuro y exige una selección de esos conocimientos permanentes, como demanda de una planificación a largo plazo.
Entre la igualdad y la diversidad, se trata de defender y de reclamar lo propio, lo específico de cada uno, a la vez que se reclama la igualdad en el trato, en el acceso de todo bien. Es un bien necesario para el desarrollo personal, es un derecho universal, y se ha convertido en conflicto donde muchos ciudadanos han visto anuladas o dificultadas sus expectativas y deseos de promoción.

La aportación de las tecnologías de la información y la comunicación.
La incorporación de la tecnologías en todos los órdenes de nuestra convivencia ha sido decisiva para determinar y transformar el mundo en que vivimos. Han abierto nuevos canales de comunicación, de relación, ha roto las barreras tradicionales de espacio y tiempo. No se trata de un avance cuantitativo sino cualitativo al modificar estilos y modos de acceder y construir el saber.

El trabajo con objetos materiales está siendo sustituido en una gran proporción con trabajos fundamentados en el uso de la información. El capital humano se ha convertido en la principal fuente de riqueza, donde se valora la capacidad de acceso, sistematización y aplicación de la información, más que los conocimientos que pueda poseer.

Es un bien que no se desgasta, sino que cuanto más se difunde y se consume, produce más. El problema radica que existen grandes desigualdades entre los que poseen esas herramientas de acceso al saber y los que no. Todo aquel que no disponga de acceso a las TIC se encontrará en una situación de desventaja, tendrá menos oportunidades comerciales, laborales, educativas y de expresión cultural.

Las naciones están potenciando:
  • Garantizar el derecho a recibir y emitir información libremente.
  • Fomentar la producción y difusión de contenidos diversos y de calidad.
  • Reformar los sistemas educativos como medio esencial para el logro de una información de contenidos telemáticos.
  • Incluir el aprendizaje de la competencia digital como una de las competencias básicas clave par todo ciudadano.

2.La sociedad del conocimiento.
  • Sociedad de la información, sistema de comunicaciones accesible, económico, abierto y global que trasciende las fronteras políticas y culturales y configura a la sociedad como una red interconectada ofreciendo procedimientos rápidos y baratos de diseminación y difusión de datos e información. Es un sistema social, basado en un soporte tecnológico. Lo importante no es la tecnología, sino el logro del saber.
  • Sociedad del conocimiento, capacidad de captar información y de otorgarle un significado. El cambio esencial no estará originado solo por la diseminación del acceso a los datos o la información sino por la potenciación de la capacidad de conocer del hombre, de utilizar y aplicar esa información, siendo capa de transformarla en conocimiento. La información por sí sola no produce conocimiento pero se la necesita para lograr el saber.
Sociedad
de la lectoescritura
Sociedad
de la información
Sociedad
del conocimiento
La inteligencia humana se siente liberada de rutinas, ya que las TIC permiten que las personas concentren su actividad en lo esencial de la tarea, así disponen de más tiempo para la reflexión, para crear y para innovar. Luego será una habilidad imprescindible saber seleccionar, filtrar, ordenar, valorar y asimilar la información para poderla convertir en conocimiento útil. No es cuestión de saber más sino de saber mejor, de dominar las estrategias y habilidades de acceso y transformación de contenidos en saber. Por ello la educación se convierte en uno de los requisitos imprescindibles para acceder a este entorno.

Los ciclos de renovación del conocimiento se producen en un período temporal muy inferior a la vida de las personas, por lo que es imposible esperar a renovar los conocimientos de acuerdo a la consolidación de una nueva generación, sino que se debe facilitar esa actualización de los conocimientos a las personas en cada momento. Las propuestas educativas tienen que saber adelantarse y proporcionar los recursos necesarios para afrontar la constante evolución técnica, económica, social … La educación ya no está dirigida a la transmisión de conocimientos, sino a la adquisición de competencias para acceder a esa información y transformarla en conocimiento.
SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN
SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO
-Convergen los soportes.
-La información es unívoca, unidireccional.
-Predomina el sistema.
-Masiva, indiscriminada.
-Centrada en los contenidos.
-Democrática.
-Convergen los contenidos.
-La información se reelabora, se interpreta, se comunica.
-Predomina el sujeto.
-Individual, diferenciadora.
-Centrada en el proceso.
-Participativa.

El acceder al mundo de la información no es cuestión de elección o de opción, sino una necesidad y un derecho de todo ciudadano. Alfabetizar ya no será sólo enseñar a leer y escribir, sino aprender a utilizar todos esos recursos tecnológicos, a saber leer en los diferentes soportes, a saber comunicarse en diversos escenarios.

3.El papel de la educación en la sociedad del conocimiento.
Influencia de la tecnología de la información y la comunicación en la educación.
El proceso del cambio social que tiene lugar actualmente nos obliga a reformular las preguntas básicas sobre los fines de la educación, sobre quiénes asumen la responsabilidad de formar a las nuevas generaciones y sobre qué legado cultural, qué valores, qué concepción del hombre y la sociedad deseamos transmitir. Luego se debe replantear el diseño de la propuesta comunicativa en base a:
  • Las finalidades que se quieren lograr.
  • Los contenidos que se deben transmitir.
  • Los métodos en los que se van a apoyar.
  • Los agentes que deben intervenir.
  • Los espacios y tiempos en los que se va a desarrollar.

Lo importante es formar personas preparadas para poder aprender continuamente, y al igual que hay que tener la capacidad de aprender hay que tener actitud para desaprender, aceptar la caducidad de conocimientos y la aceptación del cambio. Se precisa de una reeducación constante y no de reciclaje.

Los diseños curriculares actuales están planificados con una idea de totalidad ajenos a la realidad. Lo esencial de la escuela no será aportar contenidos, sino ayudar a cada uno de los individuos a adquirir las competencias necesarias para buscar, analizar, criticar, relacionar, aplicar... esas informaciones, con el fin de convertirlas realmente en saberes útiles. La evolución de la tecnología puesta al servicio de la educación prevee un progresivo desarrollo de la autoformación, entendida como la toma de la iniciativa en el aprendizaje a cargo del propio sujeto que aprende.

Enseñar y aprender en la sociedad cognitiva.
Objetivos prioritarios:
  • Estudiar cómo afectan las TIC en el comportamiento humano, tanto a nivel individual como colectivo.
  • Estudiar los cambios previsibles en los patrones de conducta de trabajo y ocio, en los valores que están emergiendo, etc.
  • Desarrollar un marco que ayude a definir esta sociedad de la información.
  • Asegurar una mejora de oportunidades para todos.

Las posibilidades de empleo, y su consiguiente integración social, así como la plenitud personal están en base al saber, por lo que la capacidad de acceder al mundo de la información, de transformarlo en conocimiento, será lo que estructurará en el futuro nuestras sociedades. La información es necesaria, pero son sólo datos que hay que saber utilizar, quien adquiere el saber, es el que tiene el poder y es competitivo.

Los objetivos de la educación en la sociedad actual son:
  • Aprender.
  • Anticipar y resolver problemas nuevos, ideando soluciones alternativas.
  • Localizar información pertinente y a transformarla en conocimiento.
  • Relacionar las enseñanzas con la realidad y con las otras ciencias.
  • Leer y comunicarse en todos los soportes que genera nuestra sociedad.
  • Pensar de forma interdisciplinaria e integradora, para poder percibir todas las dimensiones de los problemas y/o situaciones.

Estamos en una sociedad cognitiva que emerge de la sociedad de la información, de una civilización científica y técnica, inmersa en una mundialización de la economía. La búsqueda de la flexibilidad, el trabajo en equipo, la cooperación en red, la subcontratación, … son algunas de las consecuencias de la penetración de las TIC. El concepto de espacio ha cambiado radicalmente.

Estamos inmersos en una civilización científica y técnica. Muchos se ven superados por estos avances y la acaban percibiendo como una amenaza en vez de ayuda. Hay un desfase entre el progreso y el conocimiento. No basta con la información, se necesita del conocimiento, por lo que hay que dominar estas tecnologías, el acceso a ellas, la comunicación, una sólida formación cultural y ética.

Hay que evitar que la sociedad futura se divida entre los que pueden interpretar; los que sólo sabrán utilizar informaciones fragmentarias; y los que se queden al margen. De cara al siglo XXI, la futura sociedad del conocimiento está necesitada de una cada vez más amplia formación cultural interdisciplinaria e integra, es decir, humanista-literaria a la vez que científico-tecnológica. La cuestión es no está en saber muchas cosas, sino en saber acceder a la información necesaria, seleccionarla e interrelacionarla con lo que ya conocemos. La clave de este logro está en el proceso, y no tanto en los conceptos, hechos o principios que se quieran transmitir.

La interdependencia, la interacción e integración de los conocimientos y las competencias, son las tres claves de todo currículo que deberá saber ofrecer toda propuesta educativa, ya que hay que prestar más atención al modo como se construyen conocimientos; a facilitar que todo individuo se entrene en los procesos de comprensión y no en los resultados adquiridos, a que se aprendan a utilizar las nuevas tecnologías, al servicio de la construcción personal del saber y en cualquier escenario educativo.