POWER POINT


Capítulo 11 (M. Belén Abad)

El conocimiento científico de la educación.
La pedagogía como ciencia de la educación.

La Pedagogía es una ciencia teórica y práctica, especulativa y normativa. Teórica porque consiste en un conocimiento especulativo de la educación que reflexiona sobre la naturaleza y problemas de la educación, tratando de describirla, explicarla, comprenderla. Práctica en la medida que esas reflexiones y conocimientos se refieren y dirigen a la práctica. Luego la Pedagogía Teórica es el fundamento que describe y da razón de porqué de la actividad educacional, la Pedagoía Práctica se propone averiguar cómo debe llevarse a cabo.
La Pedagogía como ciencia teórica-práctica hace referencia simultáneamente al conocimiento científico del hecho educativo y a la aplicación práctica de ese conocimiento, al análisis de aquel hecho y al conjunto de normas derivadas de ese análisis que guían y orientan el proceso educativo. Los principios teóricos fundamentan, dirigen y encauzan la praxis educadora.

1.Niveles de conocimiento de la educación.
  • El conocimiento especulativo o teórico, se exige para conocer qué es la educación, reflexionar sobre la naturaleza y problemas de éste tratando de describirla, explicarla y comprenderla. Trata el qué y el porqué de la educación. El objeto de este saber puede ser o una acción ya realizada o realizable (en este caso es saber qué es y por qué).
  • El conocimiento normativo, se centra en el carácter práctico del objeto, el método y la finalidad intrínseca del saber. Ofrece al quehacer educativo el cómo debe ser la educación, las normas de actuación. Proponer el tipo de conocimiento adecuado y cómo debe ser la acción educativa.
  • El conocimiento técnico, se fundamente en el predominio del carácter práctico en los cuatro elementos del saber, objeto, método, finalidad extrínsica e intrínseca. Se trata de concretar el modo eficaz de realizar la educación. Eficacia y eficiencia. La educación técnica ha centrado su esfuerzo más en el logro de la actividad, que en la profundización de la acción educativa. Es un proceso sistemático, global y coordinante de todas las variables que intervienen en la educación para así lograr su mejora. Su objetivo es la resolución de problemas, el logro de metas, a partir del control y la transformación de ese objeto.
  • El conocimiento artístico,para saber aplicar todo aquello que sabemos a la individualidad específica de cada educando. Implica el dominio de destrezas, de habilidades, junto con la capacidad creativa para saber ayudar a cada uno a alcanzar su madurez. La enseñanza es una arte en la medida en que para ejecutarla cuenta con la gracia y la maestría del que la conduce.

La pedagogía tiene una dimensión científico-filosófica (fundamentante), una dimensión tecnológica (mediadora) y una dimensión praxiológica (aplicativa). El conocimiento especulativa entra dentro de las ciencias teóricas. Los otros tres niveles en la ciencias prácticas. La pedagogía es un saber teórico, normativo, técnico y artístico a la vez, es la interrelación de todos esos elementos. Emprender una actividad teórica, supone comprometerse con una tarea práctica y viceversa.

2.Características del saber en educación.
Para comprender el conocimiento sobre la educación, a las características de este saber, que condicionarán el conocimiento teórico y práctico, hay que tener en cuenta las siguientes características:
  • EL fin, elemento condicionante de la acción educativa. Debemos de saber el fin que persigue esa acción y concretar los objetivos a lograr, en orden a la consecución de esa meta. Los objetivos y fines deben de estar relacionados.
  • El saber educativo se centra en aquello que puede ser de otra forma, ejem. La cuestión no es reflexionar o definir exclusivamente qué es la madurez, sino también saber cómo lograrla.
  • Todo saber educativose constituye en y desde la acción,la teoría pretende la verdad, la práctica lo operable en su particularidad y concreción.
  • El saber educativo no posee nunca una verdad absoluta, es más correcto hablar de certezas. De lo que se trata es de juzgar las diferentes alternativas de acción, sus posibilidades y sus consecuencias, y elegir entre ellas, no la alternativa correcta, sino la mejor.
  • Ante esta ausencia de certeza, será el educador quien vaya decidiendo en cada situación qué considera como lo mejor, lo más valioso.
  • El saber educativo implica un conocimiento técnico, un saber cómo llevar a cabo todo ese proceso, que dotará de eficacia a nuestra acción.

El saber educativo origina y es causa de un conocimiento científico, ya que nos ofrece una base firme para construir, a partir de sus acciones, una ciencia teórica-práctica.

3.Evolución de la educación como conocimiento científico.
La progresiva complejidad del conocimiento científico de la educación.
La educación es el objeto de la Pedagogía, es decir, puede y debe ser objeto de consideración científica para su mayor calidad y eficacia. La educación es la acción, la Pedagogía el conocimiento.

La reflexión sobre la educación ha ido consolidándose a lo largo de la historia, primero de forma indirecta hasta llegar a considerarse como un ámbito de estudio necesariamente autónomo. Su evolución ha ido acorde con la historia de la cultura. La Pedagogía es necesaria pero insuficiente para lograr la calidad de la educación. La educación educativa es la que le da sentido y es objeto de la investigación pedagógica para elaborar unos conocimientos que den significado a la intervención, ayude a analizar la evolución del conocimiento de la educación y a comprender la consideración que este ha tenido.

Se caracterizan tres etapas la evolución del conocimiento científico de la educación la etapa filosófica, la etapa científica y la etapa de autonomía.
La educación como conocimiento filosófico.
La práctica educativa viene de una determinada concepción del hombre que actúa como modelo o patrón que hay que alcanzar. Platón afirmaba que la filosofía poseía el derecho de asignar al conjunto de instituciones, imperativos a los que han de subordinarse. Séneca afirmaba que la filosofía es la ciencia del perfeccionamiento humano. Kant apuntaba que no se debía educar a los niños de acuerdo con la situación actual de la especie humana, sino mirando hacia una situación mejor, alcanzable en el futuro. Herbart considera que la educación va a ser una manera de hacer filosofía, aunque más tarde se la considera como una ciencia. Gentile afirma que quien sabe de verdad, sabe enseñar. ...

El conocimiento de la educación debía entenderse como conocimiento filosófico o, la filosofía como teoría general de la educación. La educación no tiene identidad propia, porque toda actuación pedagógica es meramente práctica y cuestión de arte.

La educación como conocimiento científico subordinado.
A inicios del S.XX Durkheim y el positivismo pretenden sustituir la Pedagogía por el estudio objetivo de lo que la sociedad espera de la escuela. Este autor defiende la elaboración de una ciencia de la educación, una teoría práctica, una sociología de la educación.

Se entiende que para educar se hacen precisos una serie de conocimientos que aunque extraídos de otros saberes, conforman un marco característico de la acción educativa. En este sentido, la educación como disciplina, de penderá de otras y en función de como sean éstas, así será su teoría educativa: psicología, sociología, biológica, filosófica … se la consideró como una disciplina subalterna de otras. Se centra más en el estudio de los medios, más que en los fines.

La educación como conocimiento científico autónomo.
La Pedagogía toma rango de ciencia porque elabora sus propios principios, ideas y conceptos en torno a su objeto de estudio, la educación, y mediante la pertinente metodología de investigación, resuelve los problemas teóricos y tecnológicos que le son propios.

El estudio sobre la educación se ha ido parcelando, diversificando progresivamente debido al vasto campo de atención (teoría de la educación, didáctica, orientación, organización escolar …) y enriqueciéndose con otras disciplinas ajenas (Psicología, Sociología, Biología, Economía...), por eso poco a poco fue consolidándose la expresión en plural de “Ciencias de la Educación”. La proliferación de estos saberes debido a la pluridimensionalidad de sus objetivos, contenidos, métodos y sistematización hace necesario su tratamiento diferenciado, autónomo y plural, aunque interdisciplinar.

FILOSÓFICA
CIENTÍFICA
AUTONOMÍA
Tipo de conocimiento a obtener.
Conocimiento teórico.
Estudio de los medios; competencias necesarias para el logro de los fines.
Conocimiento de fines y medios implicados en la tareas educativa.
Competencias a desarrollar en los profesionales.
Dominio de la materia a transmitir.
Dominio de los principios de las disciplinas generadoras, reglas de intervención.
Formación teórica específica a fin de justificar y generar los principios de intervención pedagógicas.
La intervención educativa.
Experiencial (basta conocer, tener experiencia, para saber enseñar).
Científico-subalternado (utilización de los conocimientos de otras disciplinas para justificar la intervención educativa).
Científico-autónomo (diseño de la intervención a partir de presupuestos propios).
Objetivo del conocimiento de la educación.
La educación no es un objeto de estudio genuino, se logra a partir de la experiencia y la intuición.
Estudio científico de la educación, pero no se ve necesario una Ciencia de la educación.
Construcción de una estructura teórica propia de interpretación y generación del fenómeno “educación”.
La educación es una constante de la reflexión humana, independientemente de las clasificaciones que hagamos. La educación como objeto de conocimiento científico ha ido consolidando a la Pedagogía como ciencia, ya que cumple con las siguientes características:
  • Un saber objetivado, controlado, demostrado, de una realidad, a partir de unos principios metódicos y sistemáticamente formalizados en un sistema operacional de relaciones lógicas.
  • Un conjunto sistemático de saberes sobre un objeto (la educación) organizado en torno a unos paradigmas socialmente vigentes.
  • Un sistema propio de enunciados, su propio lenguaje sobre la educación que le otorga calidad y validez científica.
  • Unos valores racionales propios del conocimiento científico, objetividad, imparcialidad, precisión, verificabilidad, respeto a los hechos, sistema, metodología adecuada.

4.Pedagogía – Ciencia de la Educación – Ciencias de la educación.
La Pedagogía como ciencia.
De entre las diferentes definiciones actuales de Pedagogía se puede concretar que todas confirman que la Pedagogía es una ciencia, cuyo objeto de estudio se centra en la educación. Presenta un objeto peculiar que ella debe explicar y que por ser de naturaleza práxica, debe regular normativa y racionalmente.



La Pedagogía es la ciencia que aporta la fundamentación teórica, tecnológica y axiológica dirigida a explicar, interpretar, decidir y ordenar la práctica de la educación.



Pedagogía y Ciencia de la Educación.
El término Pedagogía se ha ido desvirtuándose y se ha ido sustituyendo por el de “Ciencia de la Educación”. Escolano señala tres causas que justifican la desaparición del término Pedagogía:
  • Las propias limitaciones que se derivan de su etimología.
  • El carácter pluridisciplinar de los estudios sobre educación.
  • El ámbito tan cerrado de la Pedagogía tradicional, frente al aumento de posibilidades que se dan en la educación no formal e informal a lo largo de la vida.


La Pedagogía tiene como objeto la tarea y no el hecho, luego nunca podrá ser una ciencia puramente teorética, explicativa, sino que será una ciencia práctica, necesita del saber teórico, pero es una ciencia del hacer, por eso también es tecnológica y del obrar humano, por lo que es una ciencia práctica.
Educación como ámbito de la realidad.

Pedagogía como Ciencia de la Educación.
Teoría como construcción científica.
Tecnologías específicas.
Intervención pedagógica.


No podemos olvidar que el problema de la cientificidad de la Pedagogía se complica por la riqueza del sujeto de la educación, el ser humano.

Ciencia de la Educación – Ciencias de la Educación.
Se señala a Debesse como el introductor de “Ciencias de la Educación”. Esto se debió al auge de muchas ciencias que han aportado elementos muy valiosos y que han ayudado a comprender y justificar mejor todo el proceso educativo, a regularlo dirigiéndolo a resultados más eficaces.

La Ciencia de la Educación es una ciencia práctica normativa, dirigida a justificar la acción de educar, mientras que las Ciencias de la Educación son ciencias teorético descriptivas, que fundamentan el hecho educacional.

La Pedagogía cumple un papel unificador de las Ciencias de la Educación, al estudiar el procesos educativo e indicar cómo debe dirigirse para que se realice bien y lograr ese desarrollo optimizador de la persona. Pedagogía y Ciencias de la Educación no se excluyen, sino que se necesitan mutuamente.